Lorem ipsum dolor sit amet gravida nibh vel velit auctor aliquet. Aenean sollicitudin, lorem quis bibendum auci. Proin gravida nibh vel veliau ctor aliquenean.
+01145928421
mymail@gmail.com

MÁS TRAZABILIDAD

Protege la seguridad de tus consumidores, invierte en trazabilidad

La trazabilidad es una medida estándar desarrollada por la Organización Internacional de Normalización, también conocida como ISO. Se implementa para regular los estándares de calidad a nivel mundial en la extracción, producción y distribución de productos y servicios.

En el sector alimentario la trazabilidad permite rastrear y hacer seguimiento a los alimentos desde las primeras fases de la producción hasta que llega al consumidor. Esto con tres objetivos: que los productores aumenten la seguridad, que la gestión del riesgo sea controlada oportunamente y que el consumidor obtenga información sobre la procedencia de los alimentos.

Después de varios incidentes como la venta de carne de caballo etiquetada como carne de bovino o el presunto lote de atún contaminado con plomo los consumidores se han vuelto más cuidadosos y exigen información sobre el origen y procesamiento de los alimentos que consumen. Por su parte, un proceso eficiente de trazabilidad le permite al responsable encontrar fácilmente el origen de la falla e intervenir rápidamente, ya sea deteniendo la producción, cambiando de proveedor o retirando el producto del mercado. Y una ventaja más: el seguimiento controlado del procesamiento de alimentos reduce costos y desperdicios, una de las claves para generar una industria alimentaria sostenible.

Tu aliado, las etiquetas

Además de mostrar la información nutricional las etiquetas son fundamentales para trazar los suministros, en ellas se encuentra información de los proveedores, el lote, código del país en el que se procesa, etc.

También existen procesos de trazabilidad específicos para cada momento de la cadena de producción:

Hacia atrás: Es un registro del procesamiento de la materia prima por parte de los proveedores, cómo se extrae, en qué fecha se entrega y en qué condiciones.

Interna: Dentro del restaurante se debe llevar un informe detallado de la cantidad de ingredientes que se usan, cómo se conservan o almacenan y cómo se preparan.

Hacia adelante: Se registra el producto entregado a los consumidores, es decir, cómo se empaca, en qué cantidades se vende y, más importante, cuánto sobra y qué se hace con los residuos.

Más información

https://ec.europa.eu/food/plant/gmo/traceability_labelling_en

Publicación AnteriorSiguiente publicación

Publicar comentarios